lunes, 27 de octubre de 2008

ACIDO LACTICO

ACIDO LÁCTICO

Residuo o combustible??

Veamos de donde nace:

Cuando las personas comen, los alimentos llegan a la digestión y el cuerpo humano los absorbe para nutrirse. Uno de estos alimentos, los carbohidratos, pasan al hígado para ser transformados en glucosa, esta glucosa viaja por el torrente sanguíneo hasta llegar a las células musculares. Si nos encontramos haciendo ejercicio, la glucosa pasa directamente a convertirse en ácido Pyrúvico o Pyruvato mediante un proceso bioquímico encimático; si estamos en reposo esta Glucosa se almacena en el músculo en forma de Glucógeno, reservada para el momento en que el cuerpo se lo exija para producir energía pasando de Glucogeno a Glucosa y de Glucosa a ácido Pyrúvico o Pyruvato.

El Pyrubato.-

Hasta ahora no hemos hablado de procesos aeróbicos o anaeróbicos, solo de la transformación de los carbohidratos en Pyrubato. Pues bien, una vez tenemos el Pyrubato en la célula pueden suceder dos cosas, en la primera, si existe suficiente oxígeno (aeróbico), el Pyruvato penetra en la Mitocondria (principal productor de energía) ayudado por un complejo multienzimático ubicado en la membrana interna de la mitocondria llamado Pyruvato dehidrogenasa (PDH) convirtiendolo en acetil-CoA, este, mediante el ciclo de Krebs produce 36 moles de ATP dejando como residuo CO2 y H2O. En la segunda, si no existe el oxígeno suficiente (anaeróbico), el pyrubato se empieza acumular dando una señal de alarma a la enzima Lactatodehidrogenasa (LDH), que automáticamente la convierte en un residuo llamado Acido Láctico o Lactato, produciendo solo 2 moles de ATP.

Hay células musculares que tienen más capacidad de procesar aeróbicamente los sustratos energéticos que otras células, existiendo dos tipos de fibras musculares, las blancas y las rojas (ver capítulo Fibras Musculares) sin embargo el cuerpo humano contiene estas dos fibras; en el caso de deportistas, unos tienen mas tendencia a unas fibras que a otras permitiéndoles ser mejores para pruebas de velocidad o resistencia.

A medida que las contracciones musculares aumentan (más intensidad) la necesidad de ATP para producir energía es mayor por lo tanto se presentará una mayor acumulación de pyrubato en la célula muscular. Si esta célula tiene más mitocondrias (ver capitulo Vascularización o AE1) habrá más encimas PDH que transformarán más ATP, sin embargo llegara un momento en que la intensidad del ejercicio es tan alta que no alcanza, el número de mitocondrias, a transformar energía aeróbicamente, convirtiendo esta excesiva acumulación de pyrubato en lactato. Anaeróbicamente, se producen menos ATP, pero su intensidad acumula rapidamente más Lactato esto significa que el cuerpo humano no resiste por mucho tiempo este tipo de procesos de producción de energía limitándose a unos 90 o 105 segundos (en atletas muy bien entrenados).

Las altas acumulaciones de lactato producen una caída del PH en el músculo (lo acidifica) bloqueando la actividad muscular (inhibiendo las contracciones musculares) produciendo la Fatiga (ver información más completa en el capitulo La Fatiga).

Si tomáramos un músculo entero en vez de solo la célula muscular, podriamos ver que a medida que aumenta la intensidad del ejercicio ya no solo trabajaran las fibras lentas (que tienen más mitocondrias y consumen más pyrubato) sino que se empiezan a reclutar las fibras rápidas (menos mitocondrias) que generarán la acumulación de lactato. Este lactato pasará a las fibras lentas, no solo del mismo músculo, sino de los demás músculos adyacentes para que lo conviertan nuevamente en pyrubato y pueda entrar a las mitocondrias de estos produciendo energía.

Si tomáramos no solo un músculo sino el cuerpo entero, podríamos ver que los niveles de alarma muscular por baja en el PH harán que el lactato salga al torrente sanguíneo para que sea repartido a otros músculos del cuerpo que no estén en actividad o que su actividad sea mínima para lo utilicen como energía (como un ejemplo podríamos imaginar el lactato producido en las piernas de un patinador que sale al torrente sanguíneo llegando a sus brazos para que allí se transforme en energía). Además el torrente sanguíneo lleva el ácido láctico a el corazón que es una de los mayores sintetizadores de lactato en pyruvato para producción de energía y el Higado que recibe Lactato y por medio de un proceso llamado Gluconeogénesis, toma el lactato y lo almacena dentro de si en forma de glucógeno y lo tiene listo para los requerimientos de energía.

En el cuerpo humano siempre se está generando lactato, incluso en situaciones aeróbicas, solo que existe un nivel en que se presenta acumulación y es el momento en que se pierde el equilibrio entre la cantidad de piruvato que entra a la mitocondria y el O2 que lo transforma. A este desequilibrio se le conoce con el nombre de Umbral Anaeróbico (ver el respectivo capitulo), este punto de desequilibrio en el cual se inicia la acumulación de lactato ha sido estimado por diferentes científicos del deporte en 4 milimoles por litro de sangre. Apartir de esta medida se inician acumulaciones que maltratan significativamente el PH corporal y sanguíneo produciendo fatiga.






Residuo Y combustible